Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Navegación

Herramientas Personales

Usted está aquí: Inicio / Sequía / Noticia Huelva Información "Situación Sequía"

Noticia Huelva Información "Situación Sequía"

Provincia

Corehu pide la conclusión de las obras que permitirán un mayor aprovechamiento de las actuales reservas de agua

  • Pese a su "compromiso y disposición" en estos "momentos tan difíciles" por la sequía, los regantes onubenses consideran que la Junta "ha impuesto su criterio" al restringir al 50% el uso de agua para riego

  • La Junta defiende la medida por "responsabilidad" tanto con el sector productivo como con el resto de usos del agua

 

Una captación de agua para uso agrícola por una comunidad de regantes de la provincia onubense

Una captación de agua para uso agrícola por una comunidad de regantes de la provincia onubense / Jordi Landero (San Silvestre de Guzmán)

La Asociación de Comunidades de Regantes de Huelva (Corehu) ha mostrado su rechazo a la decisión de la Junta de Andalucía de restringir al 50% el uso de agua para riego agrícola a partir del próximo 15 de noviembre. La medida fue aprobada este martes en el marco de la Comisión de Gestión de la Sequía de la Demarcación Hidrográfica del Tinto, Odiel, Piedras y Chanza, la cual estuvo presidida por el secretario general del Agua de la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Ramiro Angulo.

A pesar de su "compromiso y disposición" a seguir trabajando conjuntamente con la administración andaluza en estos "momentos tan difíciles", los regantes consideran que la Junta "ha impuesto su criterio" aprobando lo que consideran "durísimas restricciones ante la gravísima situación de escasez que atraviesa la provincia".

Dicha Comisión, de la que forman parte las diferentes administraciones competentes, usuarios de agua, sindicatos, y organizaciones empresariales y ecologistas, aprobó la actualización, por la mayoría de sus miembros -la mayoría de los votos los ostenta la propia Junta-, actualizar las medidas de ahorro de los diferentes sistemas de la provincia, acordando establecer restricciones del 10% para uso urbano e industrial y del 50% para regadío, que comenzarán a aplicarse a partir del 15 de noviembre.
Palafito en la presa del Andévalo
Palafito en la presa del Andévalo

Palafito en la presa del Andévalo / Jordi Landero (Puebla de Guzmán)

En un comunicado, Corehu ha explicado que en los últimos años, debido a la reducción de las aportaciones de agua por la falta de lluvia, el nivel de los embalses onubenses ha ido disminuyendo de los 770,99 hm3 que éstos almacenaban en 2018, hasta los 359,13 hm3 actuales, pasando por los 581,85 de 2019, 433,43 en 2020, 655,75 en 2021 y 443,04 el año pasado.

Teniendo en cuenta que la suma del consumo de todos los usos en la provincia de Huelva está en unos 250 hm3 anuales y que existe una reserva de solo 359 hm3, según Corehu, "una lectura a primera vista hace que cualquier persona, sin hacer un análisis detallado de la situación, no conciba restricciones". No obstante, prosigue, "la planificación hidrológica y la explotación del sistema de la Demarcación Hidrológica del Tinto, Odiel, Piedras y Chanza es desgraciadamente más compleja y hay que contemplar una serie de condicionantes".

En relación a la planificación, los regantes explican que la ley obliga a garantizar el consumo urbano durante dos años en caso de sequía, lo cual "obliga a comprometer recursos a futuro", a lo que añaden, en relación a la explotación, que el sistema "sufre de una serie de disfunciones que hacen inviable el aprovechamiento total de la reserva".

En este sentido, Corehu detalla que nuestro sistema está compuesto por cuatro palafitos: dos en el Embalse del Chanza, uno en el del Andévalo y uno en el del Piedras, los cuales permiten extraer agua y enviarla a los usuarios. No obstante, añade, en cada uno de ellos las bombas están situadas a determinada altura, "razón por la cual, si el nivel está por debajo, éstas no pueden aspirar, haciendo imposible el aprovechamiento de toda la reserva".

Una situación que "ha motivado que las vocalías de usos agrarios no hayamos podido votar afirmativamente a la propuesta de la Junta de restringir al 50 por ciento el uso de agua para riego", según detalla Corehu.

Por otra parte, los regantes agradecen la inversión de 200 millones de euros de la Junta para el mantenimiento de dichas infraestructuras, las cuales estaban "en mal estado", al tiempo que considera que dicha inversión "en ningún momento ha aportado un plus de cara a la explotación, y aún menos en lo que se refiere a nuevos aprovechamientos".

El uso de agua para riego se reducirá un 50 por ciento desde el próximo 15 de noviembre
El uso de agua para riego se reducirá un 50 por ciento desde el próximo 15 de noviembre

El uso de agua para riego se reducirá un 50 por ciento desde el próximo 15 de noviembre / Jordi Landero (Cartaya)

Así, Corehu se muestra confiada en que el Gobierno andaluz "sea firme en su compromiso con la finalización de la obra de Bocachanza y la ejecución de la toma del Andévalo, lo que permitiría aprovechar los 100 hm3 de agua que están ociosos en dicho embalse"; así como en la agilización en la tramitación de los pozos de emergencia y en la aplicación de todas las medidas dispuestas en los Decretos y Planes Especiales de Sequía aprobados de momento.

La Junta defiende la medida por "responsabilidad"

Por su parte el delegado territorial de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta en Huelva, Álvaro Burgos, ha defendido la medida adoptada, dada la actual situación de los embalses onubenses. "Estamos haciendo lo que hay que hacer", ha indicado en declaraciones a Huelva Información, que es declarar el estado de "escasez severa", dentro de la cual "tenemos una horquilla que va desde el 25 hasta el 50 por ciento, eligiendo esta última por responsabilidad, tanto con el sector productivo, como con el resto de usos del agua".

A pesar de ello, ha proseguido, se ha concedido el margen de un mes antes de que la medida entre en vigor, con el objeto de que los distintos usuarios "vayan adaptándose" a la nueva situación de ahorro de agua.

Durante dicho mes, concretamente hasta el 15 de noviembre, Burgos ha asegurado haber adquirido el compromiso de reducir el porcentaje adoptado del 50 por ciento en caso de que llueva, y de que la lluvia se traduzca en un aumento en las reservas de los embalses de la provincia.

Álvaro Burgos ha mostrado también su comprensión hacia el sector agrícola, del que ha dicho que "lo está pasando mal" por esta situación, y del que ha puesto en valor su importancia "porque producen alimentos y por el empleo y la riqueza que genera en la provincia onubense".

Finalmente ha pedido al Gobierno de España que acometa las infraestructuras hidráulicas de su competencia pendientes en Huelva, y especialmente que concluya la presa de Alcolea, que está proyectada para almacenar un total de 380 hm3 de agua, y cuya ausencia "supuso por tanto la pérdida de los aproximadamente 170 hm3 de lluvia" caídos en su zona de influencia.

Del mismo modo ha subrayado los aproximadamente 30 hm3 de agua que hubo que aliviar durante el pasado ciclo hidrológico en algunos embalses, especialmente el de Olivargas, por la falta de capacidad de éstos debido igualmente a las obras pendientes por parte del Gobierno.

Sobre la conclusión de las obras del bombeo de Bocachanza solicitada por los regantes y dependientes del Gobierno andaluz, Burgos ha asegurado que dichos trabajos "están ya concluidos", pero que dicho sistema está actualmente "parado", dada la "alta conductividad producida por la entrada de agua marina con sal a través del río Guadiana, lo que impide que ésta pueda ser calificada como potable".

Del mismo modo, sobre la obra pendiente para una nueva toma en la presa del Andévalo, el delegado ha indicado que, "como se adoptó en el tercer Decreto de Sequía aprobado por la Junta, había que llegar a la situación adoptada precisamente este lunes para poder ejecutar los trabajos con carácter de emergencia, lo cual acortará los procedimientos administrativos".

"De todas formas -concluye- cualquier obra que podamos acometer desde el ámbito autonómico, no permitirá un aumento de las reservas de agua en la provincia como podría hacerlo la presa de Alcolea, que solo el pasado ciclo hidrológico podría haber almacenado hasta 220 hm3 de agua.